SI ESTÁS BAJO UNA ALERTA DE TSUNAMIS:

 

Primero, protégete de un terremoto. Agáchate, cúbrete y luego agárrate.

Llega a tierra alta tan lejos como sea posible.

Mantente alerta a las señales de un tsunami, como un aumento repentino o el drenaje de las aguas oceánicas.

Escucha información y alertas de emergencia.

Evacúa: NO esperes! Vete tan pronto como veas cualquier señal natural de tsunami o recibas una alerta oficial de tsunami.

Si estás en un barco, sal a la mar.